Plan gastroPlanesRestaurantes

¿Morriña de pulpo? Parada obligada en Tierras Gallegas

By martes 11 de agostoseptiembre 24th, 2020No Comments

Si de algo podemos presumir asturianos y gallegos es de buena gastronomía. Por eso, en Parque Principado contamos con un rincón único en el que descubrir el auténtico sabor del Atlántico Norte: el restaurante Tierras Gallegas.

Lo mejor de las romerías gallegas, en Parque Principado

Gracias a los productos de calidad y el mimo en cada elaboración, Tierras Gallegas se ha ganado el corazón y el paladar de los asturianos. El único restaurante de este tipo en Parque Principado consigue aliviar la morriña sin moverse de Asturias con un menú tradicional, al más puro estilo de las romerías gallegas que fascinará a todos los comensales.

Aunque absolutamente todos los platos de Tierras Gallegas sean perfectos, no te podrás ir del rincón más galaico de Parque Principado sin probar su plato estrella, el pulpo. Para elaborar esta delicia del atlántico, es mejor ponerse en manos de profesionales, y qué mejor que las manos expertas de Tierras Gallegas para dejarte seducir por esta joya de la gastronomía de Galicia. El pulpo á feira es el clásico ineludible de cualquier pulpería y te conquistará con simplemente dos acompañantes: la patata y el pimentón. Si quieres algo más innovador, te recomendamos la opción de pulpo a la plancha.

Comida casera para todos los gustos

Pese a declararnos fans de su plato estrella, el menú de Tierras Gallegas es tan variado como sabroso, en él podrás encontrar desde los auténticos cachelos a las exquisitas zamburiñas, pasando por la mejor selección de ternera autóctona gallega. Después de los principales, te recomendamos guardar un hueco para probar los fantásticos postres caseros que pondrán la guinda a una comida perfecta. Además, para que sientas como tuya su comida tradicional, en Tierras Gallegas cuentan con opciones para llevar que te ayudarán a descubrir todo el sabor de Galicia sin moverte de casa.

Sacúdete la morriña, porque en Parque Principado, gallegos y asturianos, ¡primos hermanos!